Vinificación

 

Para privilegiar la calidad, a través de la poda de invierno, limitamos la producción máxima a 8.000 kg/hc año. La uva es cosechada a mano con bandejas de 15Kg, cuando la uva está con niveles de grados Brix entre 23 y 24,5. Esto equivale entre 13,5 y 14 grados de alcohol.

Las uvas son enfriadas en forma natural durante la noche y en la madrugada del día siguiente la uva es separada del racimo con una máquina de baja capacidad de producción, lo que permite una selección previa de las uvas y la separación de elementos no deseados como las hojas de la parras.

Luego con el uso de la gravedad natural del terreno, se deposita el mosto en cubas de acero inoxidable de una capacidad de 3.000 litros Se realiza una maceración pre-fermentativa de 4 a 5 días. La fermentación alcohólica se realiza en las mismas cubas por 8 a 9 días con temperaturas controladas con duchas de agua fría, para conseguir temperaturas máximas de entre 26 y 29 grados Celsius.

Se realizan 3 remontajes diarios, alternados con pisoneos suaves. Al terminar el proceso de fermentación, se realiza un proceso de prensado manual y el vino es transferido a barricas de madera.

Las barricas de roble francés, 20% son nuevas y el resto tiene hasta 3 años de uso. La bodega es semi subterránea, aprovechando la inclinación natural de terreno, lo que permite una climatización natural

Durante el proceso de guarda, el vino es remontado a las barricas de acero inoxidable y luego traspasado inmediatamente a las barricas de madera, para conseguir dos objetivos: un filtrado natural separando y limpiando la borra acumulada en las barricas y que todo el vino tenga el mismo tiempo expuesto a las barricas nuevas.

Para privilegiar la calidad, a través de la poda de invierno, limitamos la producción máxima a 8.000 kg/hc año. La uva es cosechada a mano con bandejas de 15Kg, cuando la uva está con niveles de grados Brix entre 23 y 24,5. Esto equivale entre 13,5 y 14 grados de alcohol.

Las uvas son enfriadas en forma natural durante la noche y en la madrugada del día siguiente la uva es separada del racimo con una máquina de baja capacidad de producción, lo que permite una selección previa de las uvas y la separación de elementos no deseados como las hojas de la parras.

Luego con el uso de la gravedad natural del terreno, se deposita el mosto en cubas de acero inoxidable de una capacidad de 3.000 litros Se realiza una maceración pre-fermentativa de 4 a 5 días. La fermentación alcohólica se realiza en las mismas cubas por 8 a 9 días con temperaturas controladas con duchas de agua fría, para conseguir temperaturas máximas de entre 26 y 29 grados Celsius.

Se realizan 3 remontajes diarios, alternados con pisoneos suaves. Al terminar el proceso de fermentación, se realiza un proceso de prensado manual y el vino es transferido a barricas de madera.

Las barricas de roble francés, 20% son nuevas y el resto tiene hasta 3 años de uso. La bodega es semi subterránea, aprovechando la inclinación natural de terreno, lo que permite una climatización natural

Durante el proceso de guarda, el vino es remontado a las barricas de acero inoxidable y luego traspasado inmediatamente a las barricas de madera, para conseguir dos objetivos: un filtrado natural separando y limpiando la borra acumulada en las barricas y que todo el vino tenga el mismo tiempo expuesto a las barricas nuevas.

Si desea adquirir nuestro vinos,
no dude en enviar su consulta.

CONTÁCTENOS