Nuestra Historia

El Abrazo es decisivo y fundador.

Se lo dieron San Martin y Ohiggins en 1818 después de la batalla de Maipú, antesala de la independencia, luego de la gesta de San Martin atravesando los Andes para unirse a sus hermanos chilenos.

Batalla de Maipú

El mismo Abrazo se dieron tres amigos en 2006, también argentinos y chilenos, al emprender la aventura de esta viña. Desde entonces, hemos intentado que nuestra viña mantenga esa esencia de amistad, de amigos y familias que se reúnen a jugar y celebrar la vida; pero sumándole un profundo respeto por la naturaleza y los más altos estándares del cultivo de la vid y la producción de vino.

Viña El Abrazo tiene una marca que lo identifica y que refleja una creativa mezcla de dos símbolos de nuestras banderas: el sol de Argentina y la estrella de Chile. Símbolos del día y la noche que se abrazan en cada amanecer y en cada atardecer. Ciclos de sol y estrellas que son tan determinantes en la calidad de nuestros vinos.

El Abrazo

Varios estudios muestran que las ventajas de un abrazo son muy parecidas con la experiencia de tomar una copa de buen vino:
Reduce el estrés y la ansiedad, reduce la presión arterial, mejora el sistema inmune, genera beneficios cardiovasculares, rejuvenece, relaja los músculos, genera confianza y seguridad y eleva el auto estima.

Un Abrazo, siempre presente, siempre uniendo. Símbolo de hermandad, sueños y grandes aventuras.

El Abrazo es decisivo y fundador.

Se lo dieron San Martin y Ohiggins en 1818 después de la batalla de Maipú, antesala de la independencia, luego de la gesta de San Martin atravesando los Andes para unirse a sus hermanos chilenos.

Batalla de Maipú

El mismo Abrazo se dieron tres amigos en 2006, también argentinos y chilenos, al emprender la aventura de esta viña. Desde entonces, hemos intentado que nuestra viña mantenga esa esencia de amistad, de amigos y familias que se reúnen a jugar y celebrar la vida; pero sumándole un profundo respeto por la naturaleza y los más altos estándares del cultivo de la vid y la producción de vino.

Viña El Abrazo tiene una marca que lo identifica y que refleja una creativa mezcla de dos símbolos de nuestras banderas: el sol de Argentina y la estrella de Chile. Símbolos del día y la noche que se abrazan en cada amanecer y en cada atardecer. Ciclos de sol y estrellas que son tan determinantes en la calidad de nuestros vinos.

El Abrazo

Varios estudios muestran que las ventajas de un abrazo son muy parecidas con la experiencia de tomar una copa de buen vino:
Reduce el estrés y la ansiedad, reduce la presión arterial, mejora el sistema inmune, genera beneficios cardiovasculares, rejuvenece, relaja los músculos, genera confianza y seguridad y eleva el auto estima.

Un Abrazo, siempre presente, siempre uniendo. Símbolo de hermandad, sueños y grandes aventuras.